EL TABACO. ¡¡¡ADVERTENCIA!!!

El TABACO.

A lo largo de nuestras encarnaciones en este tipo de planetas, que entre muchas de las funciones que tienen, es servir como salones o aulas cósmicas para experimentar un sinnúmero de retos y vivencias que nos ayudarán a auto enfrentarnos y a corregir o transmutar la energía que hemos mal utilizado en otras encarnaciones y dimensiones. Desde hace miles de años y muchas vidas, la mayoría de los humanos hemos sido sometidos a ideologías, costumbres y hábitos que la mayoría de las veces hacemos sin pensar y sin reflexionar por qué las hacemos.

El problema es que la mayoría de esos hábitos nos fueron programados por entes obscuros para manipularnos y robarnos nuestra energía, para que así ellos sigan viviendo sin preocupación alguna y completamente satisfechos, mientras limitan cada vez más nuestro progreso en este Planeta y nuestra evolución espiritual. Aquí va un ejemplo para que nos demos cuenta de cómo hacemos tantas cosas desde hace vidas sin pensar y reflexionar, sin saber cuáles son las repercusiones en nuestra propia vida y en la de otros.

En el mundo desde hace miles de años se ha tenido la práctica de fumar tabaco, que con el tiempo se ha ido convirtiendo en marcas de cigarros por todos los países. Como es bien sabido, cada cigarro contiene una cantidad enorme de elementos tóxicos para el cuerpo humano que provocan las ya conocidas enfermedades como el cáncer y muchos otros padecimientos.

Lo que los humanos ignoramos es que este tipo de prácticas como fumar, fueron diseñadas por algunas razas obscuras no nada más para bajar la vibración de los chakras y crear enfermedades, sino que además cada vez que una persona prende un cigarro y comienza a consumirlo, el humo que pasa a través de la garganta, toca la mayoría de los órganos humanos y al tener contacto con ellos, son consumidos o quemados literalmente, esa especie de combustión, produce una energía que es consumida al instante por cientos de entidades, sí, así es, por difícil, raro o ridículo que parezca, cuando una persona fuma y entra el humo a su cuerpo lo que sucede es que el desgaste que ocasiona el humo produce una energía muy densa que los entes obscuros consumen, la cual les da energía y se reconfortan al oler órganos humanos quemándose.

Si pudiéramos ver con ojos humanos la cantidad de entidades obscuras que se presentan cuando una persona fuma, cómo lo rodean y devoran esa energía, te aseguro que nadie volvería a fumar, esos entes son demonios hambrientos que se están saciando con esa energía durante horas, ya que el efecto o combustión que produce el humo del cigarro en los órganos humanos puede durar días, de hecho las personas que huelen o emanan ese olor tan característico a cigarro impregnando aunque no estén fumando, puedes estar seguro de que está rodeado de entidades obscuras que se están alimentando de su energía. Es algo así como cuando notros nos asomamos a la cocina para oler la comida que se está preparando, ese olor nos satisface de cierta manera, es lo mismo para esos demonios o entes densos.

Ahí no termina todo, las personas que fuman constantemente tienden a bajar la vibración de sus chakras, lo cual las hace más vulnerables a los ataque de entidades de otras dimensiones, ya que consumir cigarros baja el campo electromagnético de las personas. Es tan fuerte la baja energética que afectan a cada una de las células del cuerpo, pues imagina que las están quemando cada vez que se aspira ese humo, incluso cuando una persona que fuma constantemente y tiene relaciones sexuales con otra persona, es muy más fácil que contamine a la otra persona, pues literalmente de una forma energética está contaminando cada una de sus células, eso se reflejará con el tiempo en un decaimiento de salud física y energética, además de adquirir mayor karma o energía densa perteneciente al fumador por el simple hecho de mezclar ambos campos electromagnético.

El daño no termina aquí, una persona que fuma cuando está con sus hijos, su esposa, sus macotas, o quien sea también les está provocando un daño enorme aun cuando ellos no fumen, pues el simple hecho de respirar el humo de cigarro, produce el mismo efecto de combustión en los órganos de los llamados fumadores pasivos. Como ya lo he dicho anteriormente, toda esta información no la escribo para crear miedo, al contrario, es para entender un poquito más que hacemos cosas que no estamos conscientes de las repercusiones que pueden tener en nuestras vidas. No lo olvides, la información nos hace libres.

 

Fuente: – Verdad 53 – El libro mas pequeño del mundo con las verdades mas grandes del mundo