Miguel Crespo: PLATA COLOIDAL. Como hacer por ti mismo este poderoso Germicida Natural. 

Son muchas las propiedades medicinales que ofrece la plata coloidal, que si bien se utiliza desde hace años, fue “redescubierta” a inicios del siglo pasado. Con la dosis adecuada, permite aumentar las defensas del organismo y aniquilar virus y bacterias causantes de las enfermedades.

La plata coloidal se usa desde hace muchos años para evitar la contaminación de alimentos como la leche. Antes de que existieran los refrigeradores, algunas personas agregaban una moneda de plata al contenedor de leche para evitar el crecimiento de bacterias, hongos, algas y microorganismos indeseables.

La plata era considerada un remedio natural para evitar la evolución de enfermedades infecciosas en el cuerpo. Su uso era muy común antes de 1940, año en que comenzaron a utilizarse los antibióticos.

Actualmente la gente no necesita utilizar monedas de plata en la comida o el agua para disfrutar de sus beneficios.

La plata coloidal es un antibiótico universal, el más antiguo. Antaño en México era común introducir una moneda de plata en la leche porque se sabía que así se conservaba más tiempo. Hoy en día, la plata se usa principalmente en su estado coloidal, es decir, como una solución en la que las partículas de plata se hallan dispersas en agua. Las cantidades de plata necesarias para elaborar plata coloidal son mínimas (algunas partes por millón), pero es precisamente el pequeño tamaño de las partículas lo que hace de esta composición el antibiótico más efectivo que hay. Las microscópicas partículas se añaden a cualquier bacteria, hongo o microbio y acaban con él.

La plata coloidal también refuerza el sistema inmunológico, aumenta el fluido y drenaje linfático y por lo tanto retira las toxinas de los tejidos, mejora la oxigenación, la regeneración de las células y el flujo de energía en el cuerpo. En otras palabras, funciona como un segundo sistema inmunológico con efectos preventivos, curativos y regenerativos.

Esta solución de plata está siendo rescatada lentamente por la medicina natural (se había perdido de vista un poco dado el empuje de los antibióticos modernos) como remedio increíblemente eficaz en el tratamiento de enfermedades infecciosas. Está probado que, a diferencia de otros antibióticos ante los cuales los microbios generan resistencia, ninguna bacteria, hongo, levadura o microbio puede vivir en un líquido en el que haya una sola partícula de plata.